Juguetes Para Él

Las técnicas masturbatorias masculinas hasta hace bien poco estaban agrupadas en función de las diferentes formas de colocar las manos sobre el pene, como estimularlo, dónde, con qué intensidad…

Técnicas válidas tanto para las prácticas en solitario como para las experiencias en pareja, donde las mujeres también con sus manos, aprendían los ritmos masturbatorios de sus amantes, la presión adecuada sobre el pene y la intensidad de frotación sobre la piel. Actualmente, estas antiguas y eficaces técnicas han recibido la inestable ayuda de numerosos juguetes que han revolucionado la, en cierta manera, conservadora masturbación de los hombres.

Elaborados en siliconas y piel artificial, que les dan un aspecto real, existen torsos con pechos de mujer, flexibles y cálidos, con un tacto natural. Suelen ser grandes para poder colocar el pene entre ellos y masturbarse con un movimiento de entrada y salida por el canalillo artificial.

Con el mismo material se fabrican vaginas que tienen marcados los labios de la vulva y el orificio oprimido pero flexible para poder penetrarlo. El interior de la vagina está texturizado para que durante el movimiento reiterado de entrada y salida del pene la estimulación aumente con el roce.

Esas mismas condiciones y materiales se repiten en simuladores de anos. Todos ellos son cilíndricos y con un tamaño algo mayor que un pene, como para sostenerlo en las manos durante la penetración masturbatorios..

Modelos más sofisticados y realísticos presentan vulvas con clítoris y ano en la misma pieza como si fuese parte de una muñeca de tamaño natural. Estas vaginas, anos o bocas de diseño también tienen versiones realizadas con una silicona similar a la utilizada para las prótesis médicas, de manera que su textura blanda recuerda el tacto y la temperatura de la piel humana

Sexo Por Telefono, Sexo Auditivo

Existe un tipo de sexo denominado SEXO AUDITIVO que,básicamente, usa el sentido del oído para lograr la estimulación sexual.Este sentido es más importante en la mujer, porque a través de él, ella se siente deliciosamente acosada, es capaz de enamorarse y sentir pasión sexual.

Por eso, es importante dar o recibir estimulación sexual con una voz agradable.Para la mayoría, el estímulo auditivo puede llegar a tener más fuerza que el visual, porque las palabras pueden expresar deseo y mayor intimidad.

Los estímulos visuales son demasiado directos y pueden perder efecto con rapidez. Pero los estímulos auditivos suelen ser más efectivos y su interpretación depende de la fantasía y poder de imaginación. Quizás a esto se debe el éxito de las líneas eróticas.Mediante el oído, las personas imaginan y sienten más.Las mujeres, en particular, prefieren oír palabras cariñosas y seductoras,porque su sensibilidad auditiva es tan fuerte que incluso ella cierra los ojos cuando un hombre les susurra palabras de amor.

Cuando tienes sexo por teléfono, es natural que la operadora sexual tenga una apetencia tremenda por la charla, las relaciones afectivas románticas y las caricias. Le gusta que le susurren bonito, que le acaricien sus sensibles cuerpos para llegar al cielo y desear llegar más allá…

Por eso, al momento de charlar con ella por teléfono, dile lo importante que ella es para ti. Si ambos se respetan y comprenden profundamente, será fácil la complacencia mutua durante la conversación telefónica.Trata de comenzar con palabras o frases sueltas. Luego aumenta el calibre de tus mensajes en la medida en que ella se vaya sintiendo cómoda. Tus comentarios lujuriosos y gemidos de placer, podrán desencadenar una buena excitación y facilitarán el orgasmo.

En ocasiones los gemidos y ruidos guturales son suficientes, porqueexpresan los niveles en que el placer es experimentado. Es usual que los que realizan sexo por teléfono exterioricen sonidos quejumbrosos y hasta dolorosos,los cuales no son signos de queja o de dolor, sino de expresiones de placer.

Pero lo cierto es que cada individuo es diferente y, por tanto, reacciona de una forma distinta ante el mismo estímulo auditivo.Por eso, hay quienes disfrutan de las palabras dulces al oído;mientras que a otros les gusta escuchar algo más subido de tono y hasta rozando el insulto.

Objetivo Clíctoris

Todos los vibradores más tarde o más temprano acaban estumulando el clíctoris como punto álgido del placer femenino. En toda masturbación, aunque se pretenda jugar a tener orgasmo sin tocarlo, el clíctoris es un imán cuyo magnetismo resulta incontrolable cuando se desborda la pasión. Y además es el núcleo orgásmico. Por esta razón todos los vibradores fálicos y no fálicos, sobre todo si disponen de una punta vibradora, pueden ser aplicados sobre el clíctoris. Sin embargo existen numerosos juguetes que se han diseñado para excitarlo especificamente. Como un pequeño vibrador que termina en una flor de silicona y que envuelve el clíctoris y la vulva rotando con suavidad sobre su superficie. Otro tiene en su extremo un mecanismo circular con la forma y disposición de un masajeador común pero con el tamaño justo para inflamarlo con un suave pero resistente ondulación.

Algunos modelos cambinan el diseño con la eficacia vibradores que tienen una forma similar a un telefóno móvil de última generación, pero cuya curvatura y redondez en las puntas presenta las formas anatómicas perfectas, tienen una punta redondeada con un objeto muy eidente. Los vibradores clitorianos poseen también variantes especiales. Bombas de succión que se aplican directamente sobre el clíctoris como si fuesen pequeñas máscaras de oxígeno que crean un vacío y cuya presión se refufia a través de una pera de goma: cuanto más se le aprieta, más crece el vacío y el órgano del placer se sencibiliza como si alguien lo estuviera absorviendo. Estos juguetes tienen una variante doble en la que la bomba succionadora también estimula la vulva y se le adiciona un vibrador silencioso, de intensidad suave y graduable que aumenta aún más las sensaciones.

Pero no siempre basta imaginar una cálida boca que se posa sobre el clíctoris, también existen lenguas vibratoris. Su función es previsible: la simulación de un cunnilingus controlado y a medida. Para ello hay modelos de lenguas elaboradas con materiales similares en consistencia, color y textura a la piel humana. Según el modelo, tienen vibraciones con rotación en la punta, o con movimiento de ariba abajo o de un lado a otro. Y, desde luego con diferentes intensidades que permiten un crescendo de acuerdo con las sensaciones. Los modelos de jelly son de fantasía, con colores muy vivos y distintas texturas en su parte más ancha, que se puede utilizar también para estimular los labios de la vulva imitando lamidas vibrantes Algunos tienen el mando integrado y otros a distancia para que lo controle el amante si la masturbación es en pareja. Desde luego el morbo que da una lengua abre enormes posibilidades para cualquier parte del cuerpo. A los hombres también les resulta muy satisfactoria, aplicada a bajas intensidades, en el orificio de la uretras, el gangle y su corona y el perineo.

El temor es la Semilla del Placer

Los miedos se encuentran en el antípodas del placer. Son inhibitorios, castradores. Sobre todo aquellos que se transmiten a través de la educación sexual represiva y que se apoyan en dos premisas: lo  prohibido no puede provocar gozo, sino culpa y más miedo; todo lo que se aparta de lo convencional debe despertar desconfianza y, en consecuencias, también temor. Sin embargo, las sensaciones tensas que aparecen con esos fuertes prejuicios se pueden revertir y terminar convirtiéndose en satisfacción.

Cualquier persona que dedica abandonarse al placer realiza, aunque sea inconscientemente, un ejercicio que le pide a la mente que se abra, que deje atrás la necesidad de controlar y miedo que provoca el descontrol. Dejarse llevar por el amante, con los ojos tapados, a través del espacio de la habitación, mientras lo traslada de un sitio a otro, le susurra, lo lame y acaricia, puede ser muy satisfactorio. Incluso puede provocar un impulso para alcanzar novedades sensaciones de relajación y excitación sexual al mismo tiempo. Justamente tiempo es la palabra clave. Porque el no poder ver, no saber si la luz está apagada o encendida, no tener claro el espacio que lo rodea, modifica la percepción del tiempo del amante que se presta al juego del sexo a ciegas

Línea Erótica o Telefóno Erótico

La línea erótica o teléfono erótico, es un servicio de estimulación y satisfacción sexual vía telefónica, que es una de las formas de relación sexual más segura; pero también puede tener el propósito de obtener un apoyo moral otorgado por la persona que se encuentra al otro lado de la línea.

Los requisitos importantes para usar la línea erótica es poder hablar y tener suficiente imaginación, la cual  es una herramienta poderosa que te permitirá hacer lo que quieras a pesar de la distancia.

 Con la línea erótica tienes la oportunidad de averiguar primero los gustos y forma de pensar de la persona conectada al otro lado del teléfono. De ese modo, se sientan las bases para una conversación placentera. Es más rico jugar con alguien de tu agrado y que, al escuchar su voz, su respiración, sus historias traviesas, te ponga en estado de máxima excitación.

 A lo largo de la conversación telefónica, y en la pantalla de tu imaginación, verás cómo se endurecen los pezones de tu compañera. Cómo sus pechos se le ponen fuertes y largos. Se podrán contar los secretos más íntimos. Con la punta de tu lengua podrás acariciarle la nuca. Si ella desea que la folles de inmediato, podrás hacerle sufrir, porque tú prefieres hacerlo despacio y muy erótico. Escucharás sus suspiros cada vez más fuertes. Podrás introducir tu lengua dentro de su coño. Podrás ver cómo ella se humedece de placer.  Ambos sentirán un fuego enorme por dentro. La sentirás llenarse de placer mientras tú la penetras ajustadamente. Podrás introducir tu lengua o tu polla dentro de su boca ansiosa, y acariciar y lamer sus pechos. La verás venirse con un fuerte grito de placer.

 Juntos sentirán un movimiento de vaivén entre sus cuerpos. Sus cuerpos estarán calientes y sudorosos mientras chocan entre sí. Hasta que ambos no podrán más y estarán a punto de estallar. Tú la cogerás las nalgas con fuerza y apretándola la empujas hacia ti para que sienta toda tu polla mientras eyaculas dentro de ella.

 Al final, y  como resultado de una buena conversación telefónica íntima y erótica, ambos lograrán un estado de tranquilidad y satisfacción sexual conmovedora.

Cómo tener Sexo Por Telefóno

Todo ser humano tiene el derecho de encontrar otras formas de obtener satisfacción sexual. Una de esas formas es el sexo por telefono, el cual es sólo un pasatiempo, un escape temporal de la realidad que, entre otras ventajas, sirve para relajarte.

 Para tener buen sexo telefónico, la conversación debe ser vibrante y creativa. La actitud ante el sexo debe ser positiva. Esto se manifiesta a través de la voz sexy.

 Antes de empezar, debes estar de buen humor. Podrías mirar un poco de imágenes porno y ponerte cómodo. Prepárate. Ten a tu alcance lubricante, papel higiénico, un vibrador, etc. de modo que no necesites desplazarte durante la conversación telefónica. También es conveniente que ambos tengan teléfono “hands-free”; así las manos estarán libres y podrás agarrar o sobar cualquier cosa.

 Para iniciar una apasionada conversación telefónica, es preferible disminuir las luces de la habitación, vestir ropa interior sexy o no tener nada encima.

 Los dos deben participar activamente. Por ejemplo, puede que ella te pregunte si te gustan las mujeres con busto grande. Si es así y ella tiene buena pechuga,  entonces empezará a describirse a mí misma. Te hablará de su piel suave, sus curvas, sus ojos bien verdes y su cabello oscuro y sedoso.

 Trata de calentarla con sugerencias eróticas preliminares y mantenlas pícaras. No olvides los susurros; porque los oídos de la operadora son las únicas zonas erógenas que puedes afectar directamente durante el sexo por telefóno. Empezarás a excitarla.

 Hay que abrirse gradualmente hacia una conversación sexy y muy íntima, teniendo en cuenta que el sexo por  telefóno es la perfecta oportunidad para abrir la sexualidad, oír fantasías eróticas y disminuir el estrés dañino. En el sexo telefónico, es normal hablar con lujuria y puedes hacer un uso abundante de palabras obscenas para pintar un cuadro emocionante.

Para aumentar la excitación erótica ambos podrían empezar a masturbarse simultáneamente. Explicando exactamente lo que están haciendo. El manoseo debe ser mutuo durante la conversación.

 Durante el sexo telefónico, se construye una experiencia sexual. La persona que te atiende y te habla de sexo trata de entrar en contacto íntimo contigo. Para satisfacerte, su trabajo es acompañarte para la obtención de placer sexual. Ella entra en empatía contigo y sabe que te encuentras en un estado de intensa necesidad sexual. El objetivo es que ambos encuentren placer sexual a través del teléfono.

 Los ruidos sexuales son excitantes,motivadores y añaden más erotismo. Me refiero a los gritos, suspiros, quejidos. No dudes de que la operadora siente placer al escucharte. Tú también, si deseas gritar, gemir o suspirar al sentir una caricia o momento de locura sexual, hazlo, no te arrepentirás de expresarte. Eso reforzará los lazos de confianza.

 Puedes elevar la conversación un poco más describiendo claramente cómo y dónde usted deseas ser tocado. Mastúrbate.

 Si tienes suerte, la operadora sexual también aplicará sus propios gustos sexuales.  Por ejemplo, te puede describir la ropa sexy que tiene encima, y sobre la que puedes descargar todo tu semen. Te puede hacer sentir un gozo genuino. La operadora sexual por teléfono siente lo mismo que tú y se excita cuando oye tu voz entrecortada y excitada. Ese es el momento preciso en que ambos desearán mantenerse pegados al teléfono.

 Recuerda que la operadora de sexo telefónico es un ser humano también, y tiene sus propios límites. Respétala. Sólo porque estás pagando, no significa que ella está obligada a hacer cualquier cosa que le pidas. Por eso, no esperes algo más allá de la llamada telefónica. Ellas raras veces aceptan citas personales. De todos modos, pregunta. Si ella dice NO, sigue adelante.

Tamaños y Formas Para Gozar

En tiempos lejanos, cuando el uso de estos vibradores todavía no se había generalizado, muchas mujeres tenían esas mismas sensaciones placenteras sentadas en los autobuses, cerca del motor, al sentir como vibraba sus asientos al compás de las revoluciones cambiantes. Las ondas de estos temblores subían hasta sus genitales y, en medio del arrebato, luchaban por disimular la agitación y el rubor que aparecá en sus mejillas. Aquellas se guardaron en la memoria íntima esos momentos de gozo secreto, que inesperadamente les proporcionaba un inocente asiento de autobús, han recuperado ese placer circunstancial y se sienten indentificados con el disfrute del vibrador. Y también  con sus innumerables posibilidades para el juego sexual.

Una de las ventajas es poder elegir, entre innumerables modelos, el tamaño, y la forma.Cuando se habla de tamaño, significa: longitud. Sin embargo, los más importantes es el diámetro del dildo vibrador, ya que un contacto más estrecho con las paredes de la vagina y también el ano permite transmitir mejor las sensuales ondas.

Si el vibrador se comparte con la pareja, el tamaño puede tener cierta carga de perjuicios culturales. Cuando una mujer compra el vibrador en ocaciones tiene sus dudas. su preocupación radica en que él se sienta disminuido y crea que ella no disfruta de su pene y por eso debe recurir a uno artificial. Este detalle puede convertirse en una barrera psicológica que impida un juego sexual libre. Un dildo o vibrador no es un competidor del hombre, sino un complemento para la diversión de ambos. No obstante es un prejuicio que conviene no desestimar y hablarlo previamente co la pareja. Porque, con seguridad, la mujer no piensa en el tamaño sino en el juego divertido que generará en la relación.

Por eso, en el momento de escoger un vibrador, estará más ínfluida por el color, la textura y la flexibilidad. Aspectos que no son menores si el objeto es quitarle solemnidad al sexo y abrir las compuertas de la mente a nuevas sensaciones, a juegos compartidos.

En la mayoría de los casos, el tamaño va ligado íntimamente a la forma y también a funciones especificas para focalizar el goce sobre puntos concretos. Por eso, algunos dildos vibradores, tienen texturas lisas o rugosas, blandas o duras, ásperas o aterciopeladas, para poder conbinar las sensaciones que producen sobre la piel y las mucosas. O aquellos que sorprenden en la oscuridad al iluminarse con luces de colores.

Psicología Del Sexo

Tres instintos básicos dirigen la conducta de las personas: el de conservación, que ayuda a permanecer con vida, el social, que facilita la vida de la relación con otros seres, y el sexual, que asegura la perservación de la especia. Los dos primeros son unánimente aceptados como una obvia necesidasd vital para todos los grupos sociales. Sobre el tercero hay dudas. Y esas dudas generan miedos. Y esos miedos, depresión. En un ejercito de sintesis, ése es el hilo conductor de la influencia social sobre la vida sexual de las personas.

Son enormes las diferencia de percepción de la sexualidad entre clanes, tribus, sociedades y naciones que hoy forman el planeta. Sin embargo, y salvo escasos grupos que viven que viven aislados en estado semisalvajes en las selvas amazonicas o de Papúa Nueva Guinea, el resto de la humanidad sustenta comportamiento sexual a partir de los designios dogmáticos de una moral religiosa o influido por ella. Más allá del institnto natural y espontáneo, transmitido genéricamente, la influencia del entorno ha modificado, ha desviado esas normas naturales para reprimirlas. Y la moral que infunda reglas sostenidad por el miedo, el inmovilismo y los castigos penetra hasta la mente para crear decenas de barreras desde el inicio de la vida hasta la madurez.

Llamadas Eróticas-Arde Papi

Para efectuar una llamada erótica no necesitas ni ropa interior sexy, ni estar arreglado, ni oler bien ni nada, sólo utilizar tu voz e imaginación. Esto es lo único realmente necesario para una conversación erótica a través del teléfono.

 En una llamada erótica abundan las narraciones eróticas, confesiones, anécdotas ardientes o discusión de temas sexuales. También es común acompañar la conversación con ruidos sexuales como gemidos, gritos o jadeos mientras los participantes se masturban.

 Si eres novato, te diré que en ese tipo de conversación es frecuente el uso de expresiones tales como, “¿Tienes puesta ropa interior? Yo no…”,  “Se me antoja hacerte el amor muy salvajemente…”,  “Quiero quitarte la ropa con la boca y morderte…”.Ella puede decir, “Mis manos están rozando mis senos y eso me excita un poco,” “Imagina que te estoy besando la oreja, mis manos van tocando tu pecho y lentamente bajan hasta…”, “Ya me tienes excitada y tengo ganas de…”

 Para calentar el momento, puedes decir decirle a tu amante que necesitas su voz, que la necesitas a tu lado, en tu cama, que no quieres esperar a mañana, que tu cabeza te estalla, que no te importa como ella sea, pero que necesitas tocarla, besarla, amarla. Si aprendes a manejar este tipo de frases, una llamada erótica puede extenderse por horas y resultar siendo una experiencia increíble para los dos.

 Ella, siendo muy sensible, gozará de placer con cada gemido tuyo, estará enfebrecida, lujuriosa. Deseará tener tus labios en su sexo, deseará que tu lengua lo recorra y recoja sus fluidos. Deseará que la penetres, estará impaciente por sentirte. Sentirá tu peso sobre sus pechos mientras tú la embistes. Imaginará tus labios besándola con furia mientras hacen el amor.

 Ella colaborará para aumentar el placer diciendo, por ejemplo, “siento claramente tu polla mientras me penetras. Mis pechos están frotando sobre tu pecho, mis pezones tropiezan con los tuyos. Lo estoy disfrutando mientras nuestras caderas se mueven al unísono.”

 Cerca del final, ella dirá que no ya no se puede controlar más, percibirá a través de tu respiración cómo te mueves frenéticamente, sentirá que algo estalla entre los genitales de ambos y la humedad está por todas partes, etc.

Tamaños Y Materiales

Son dos los factores principales que modifican el tipo de estimulación que producen las bolas chinas: el tamaño, el material con el que fueron elaboradas. Un centímetro de diferencia en el diámetro de las esferas determinadas que las sensaciones sean suaves o más intensas.

Los materales son el elemento diferencial más evidente. Hoy existen una enorme variedad : acero, silicona, látex, plástico, jelly, entre otros. Cada uno con sus caracteristicas y efectos especiales.

Las bolas chinas, más tradicionales están formadas por dos esferas de látex, cada una de las cuales encierran en su interior una segunda más pequeña y más  pesada que baila suelta, y que al golpear con las paredes de la esfera exterior produce una suave y prolongada oleadavibratoria que es la clave de la estimulación.

El exterior suele ser suave y de colores sugerentes: rosa, granates, turquesas, etc, Y su textura sedosa y deslizante genera un singular estímulo al contacto.

Más particular aún es el tacto que presenta las bolas de metal cubiertas por una capa de ciberpiel, una piel artificial que tiene la misma textura y color que la real. Sin embargo no se trata sólo de las variantes de los materiales y la singularidades de cada tipo de esfera o si son más de dos, su elaboración juega con la imaginación de la mujer o el hombre que la usarán. En realidad las fantasías de cada persona son esenciales para que las bolas chinas tengan un plus, para que logren ese punto extra de excitación. La de jelly, por ejemplo, funcionan como un juguete divertido y acaso infantil: son superblandas, casi esponjosas y en algunos modelos las esferas estan cubiertas de decenas de pinchitos del mismo material que generan una conmoción distinta y cambiante con cada movimiento.